Consejo 10. Competiciones previas


CONSEJO10. COMPETICIONES PREVIASConsejo 10. Competiciones previas

Son varios los argumentos para incluir competiciones en nuestro plan de entrenamiento específico. En primer lugar, para comprobar que todo va bien por buen camino, es decir, verificar que estamos asimilando bien todos los esfuerzos. En segundo lugar, para romper con la rutina de los rodajes del domingo. Para todos/as es un aliciente ponerse un dorsal. Y por último, para sumar un entrenamiento de mucha calidad a nuestra planificación.

 

¿Cuántas competiciones y de qué distancias?

Depende un poco del número de semanas totales que conste el entrenamiento específico que sigamos. Nosotros somos partidarios de incluir como mínimo, una competición de 10k, en la parte inicial de la planificación, y una media maratón en las semanas posteriores. Aunque si nuestro plan nos lo permite (duración más o menos de 16 semanas) también apostamos por participar en una segunda media maratón.

 

¿Cómo afrontar estas pruebas?

Como un entrenamiento más. Nuestro objetivo es el maratón, así que no debemos plantear la semana anterior como la típica semana previa a competición en la que bajamos un poco la intensidad. Si el plan está bien programado incorporará semanas de carga y descarga.

 

¿Cuándo competir?

Debemos cumplir con 2 preceptos:

1- Distribuir las competiciones en el tiempo. Evitando su concentración en semanas consecutivas o muy próximas. Es preferible esperar 3 o 4 semanas a la hora de volver a competir.

2- La última competición debe ser como máximo 3 semanas antes de la maratón. En estas últimas semanas hay que disminuir la intensidad y no es una buena opción incluir una competición en este periodo.