Consejo 8. Intensidades de los entrenamientos


CONSEJO 8. intensidad entrenamientos

INTENSIDADES DE LOS ENTRENAMENTOS

 

Hace un par de semanas comentamos que somos de la opinión de: “menos kilómetros pero de más calidad”. Pero cuidado, que esto dista mucho a entrenar siempre a tope. Lo cierto, es que resulta bastante complicado frenar a nuestras piernas para que vayan despacio, pero es una idea que tenemos que asumir para mejorar nuestro rendimiento.

 

Series/cambios de ritmo

En todos estos entrenamientos se debe cumplir el principio de intensidad progresiva, es decir, de menos ritmo a más ritmo.

 

Las series cortas (menos de 800 metros) son los entrenamientos más intensos. Los ritmos deben ser más rápidos que el ritmo de competición. Los descansos tiene que ser cortos, máximo 1 minuto, y es recomendable hacerlos a trote muy suave.

 

La intensidad de las series medias (entre 1000 y 2000 metros) y las series largas (más de 200 metros) es más moderada. Comenzando en las primeras repeticiones a ritmos más lentos que el de competición para terminar a ritmos más rápidos. Los descansos tienen que oscilar entre 1 y 1:30 minutos para las series medias, y entre 1:30 y 2 minutos, para las largas.

 

Rodajes

Por línea general, los rodajes de todos los planes de entrenamiento están diseñados a un ritmo predefinido. Dicho ritmo, en función de su intensidad, persigue un objetivo. Objetivo que se verá desvirtuado si no cumplimos con los tiempos indicados.

 

Podemos destacar los siguientes tipos de rodajes:

– Rodaje regenerativo a intensidades leves, entorno al 60%-65% FCmax, muy útil el día siguiente a un entrenamiento exigente.

– Rodajes a intensidades medias para trabajar el umbral aeróbicos: entre 65%-75% FCmax.

– Rodajes a intensidades altas cuyo objetivo es ir asimilando el ritmo de competición (maratón): entre el 75%-85%.